Comunicado de la Junta Directiva de Argentores

Comunicado de la Junta Directiva de Argentores

“Un país que no apoya a sus artistas, que no fomenta la creación de sus propias historias, que no ayuda al desarrollo de obras pensadas y escritas en su idioma, pierde, irremediablemente, su identidad cultural y su destino como Nación.

En este contexto, ARGENTORES se ve obligado a señalar su preocupación ante los recortes presupuestarios en el área de cultura.

Los casos puntuales de Canal 7 y Radio Nacional, los cambios de políticas en el INCAA, el atraso en el otorgamiento de los Premios Nacionales y Municipales de teatro, la disolución del cuerpo de Ballet Nacional de Danza, la grave situación de la TDA (Televisión Digital Abierta) y de los canales Encuentro, Paka-Paka y DeporTV; la disminución de obras de dramaturgos argentinos en las programaciones de los teatros oficiales, el deterioro de los montos para el fomento al teatro, la radio, el cine y la televisión, son señales claras que indican que se está confundiendo inversión con gasto.

Es tiempo de reclamar que se reviertan estas medidas antes de que sea demasiado tarde. Autores como Niní Marshall, Carlos Gorostiza, Nené Cascallar, Alberto Migré, Abel Santa Cruz, Celia Alcántara, María Elena Walsh, Hugo Moser, los hermanos Discépolo, Jorge Luis Borges, Adolfo Bioy Casares, Beatriz Guido, Alfonsina Storni, Ernesto Sábato, Nelly Fernández Tiscornia, Aida Bortnik, Samuel Eichelbaum, Ulises Petit de Murat, Eduardo Tato Pavlovsky, Dalmiro Sáenz, Juan Carlos Mesa, Oscar Viale, entre otros muchos ilustres socios y socias de nuestra entidad, construyeron y construyen, junto a todas las autoras y autores de hoy, nuestra lengua y cultura en el mundo, al generar trabajo y entrada de divisas por medio de la exportación de contenidos.  

Hace más de un siglo, los dramaturgos rioplatenses liderados por el autor argentino Enrique García Velloso, fundaron lo que hoy es ARGENTORES. Habían entendido que defender sus derechos era defender la cultura nacional. Habían logrado transmitir que pagar derechos de autor, fomentar la apertura de fuentes de trabajo y la participación activa del Estado en el desarrollo de una cultura argentina, no eran gastos, sino una de las mejores inversiones para una Nación.

Luego llegarían la radio, el cine, la televisión y más recientemente, las nuevas plataformas. Sin embargo, las convicciones de hace más de cien años no sólo no han cambiado, sino que lograron profundizar y ampliar su horizonte.

Por eso es que hoy, con los mismos ideales de nuestros fundadores, vemos con preocupación que se están recortando fuentes laborales, que se desalienta la actividad profesional autoral y que muchos de nuestros socios: guionistas, dramaturgos, coreógrafos, músicos, periodistas, quedan sin trabajo.

Por todo lo expuesto, es fundamental e impostergable que el Estado ordene, custodie y promueva los espacios formadores de la identidad cultural de nuestro país.”

JUNTA DIRECTIVA

ARGENTORES