Argentores adhirió a la iniciativa, que se efectuó este jueves en Av. Caseros 2826

Argentores adhirió a la iniciativa, que se efectuó este jueves en Av. Caseros 2826

Vecinos de Parque Patricios y agrupaciones culturales –entre las cuales figura Argentores- dieron este jueves un abrazo simbólico al viejo Cine Teatro Urquiza, que corre el peligro de demolición, con diferentes manifestaciones artísticas que buscan proteger el valor patrimonial del espacio. 

El edificio, ubicado en Av. Caseros al 2826, se inauguró en 1921 y dejó de funcionar a finales de la década del 70. En 2013 se conformó una asamblea para recuperar el alto valor patrimonial e identitario del cine teatro. Desde entonces se presentaron proyectos de ley en la Legislatura y amparos judiciales ante el riesgo de que en el lugar se lleve a cabo un desarrollo inmobiliario que pondría fin a la sala. 

Recordamos lo publicado en el diario Ambito Financiero que “la empresa propietaria del predio, Establecimientos Campana S.A, presentó un proyecto que fue rechazado por la Ciudad, ya que una ley nacional establece que en los casos de demolición de salas teatrales, el propietario tendrá la obligación de construir en el nuevo edificio un ambiente teatral de características semejantes a la sala demolida. El 16 de enero, la Dirección General de Interpretación Urbanística (DGIUR) comunicó a la empresa que el proyecto presentado no se adecua a la ley. También informó que el Consejo de Plan Urbano Ambiental (COPUA) desestimó el proyecto por no cumplir con lo el Código de Edificación.” Por todo eso, la Asamblea de Recuperación del Cine Teatro Urquiza convocó a la jornada para recuperar el espacio. Al abrazo simbólico convocado, se pidió declarar la Emergencia Cultural de la Comuna 4 y repudiar todo intento de promover un desarrollo inmobiliario en el espacio donde funcionara el cine.

Bernardo Carey, Vicepresidente de Argentores y vecino de Parque Patricios  -quien estuvo presente en el acto así como el empresario Carlos Rottemberg-  agregó, al respecto: “El teatro está en un edificio pronto a cumplir cien años de antigüedad y en los últimos años una comisión barrial logró contener el piquete de su destrucción e incluso se pudo promover la elaboración de una ordenanza favorable a su continuidad en la Legislatura local.  En esas ocasiones la actual conducción de Argentores, dio su apoyo a la gestión para evitar la pérdida de ese lugar de trabajo. De los cinco cines y teatros con que contaba la zona, el Urquiza es el único en pie pero, con peligro de destrucción.”