El Gobierno quitó 80 millones de pesos al programa de contenidos audiovisuales

El Gobierno quitó 80 millones de pesos al programa de contenidos audiovisuales

Defender a la industria audiovisual es proteger a los miles de trabajadores que emplea

En momentos en que la industria audiovisual argentina atraviesa la peor crisis en su historia, cuando cientos de puestos de trabajo en las empresas privadas del sector corren peligro, cuando la inversión de los grupos empresariales dedicados a la comunicación audiovisual se retrae más y más, el Estado Nacional agudiza el problema en lugar de aportar soluciones que ayuden a mejorar la situación.

Parece una paradoja pero no es sino la realidad que se expresa en la decisión gubernamental de quitar del fomento audiovisual ochenta millones de pesos de un plumazo y con una escueta referencia en el Boletín Oficial en la llamada “Formulación y Ejecución de Planes y Programas inherentes a contenidos”; ochenta millones que estaban destinados a financiar mejoras y programas en  el Sistema Argentino de Televisión Digital Terrestre y que hoy serán derivados a “otras prioridades”. 

Como si esto fuera poco castigo para nuestro sector, y en directa concordancia con la política de recorte que nos afecta y nos hunde, arbitrariamente y sin causa se despide en el mismo instante a seis compañeros trabajadores del Canal Encuentro. Sigue la paradoja: los puestos de trabajo peligran en el sector privado pero los trabajadores son despedidos por el Estado.

La Multisectorial por la ficción, el trabajo y la industria audiovisual ha venido sosteniendo de manera permanente que de esta profunda crisis sólo se puede salir si el Estado, como garante de la defensa de la industria nacional en cualesquiera de sus modalidades, interviene morigerando las crudas leyes del mercado que parecen ser las únicas que rigen en nuestra Argentina de hoy.

Defender a la industria audiovisual es proteger a los miles de trabajadores que emplea, es producir divisas con una industria sin chimeneas, es mantener una identidad colectiva en la cual podamos reconocernos como sociedad.

La respuesta que recibimos a nuestros reclamos expresados en la Conferencia de Prensa del 22 de febrero son despidos injustos y recortes que provienen de quien tiene la obligación de  defendernos.

Arbitrariedad e injusticias como éstas ponen en estado de alerta a todo el conjunto de la industria audiovisual representado en esta Multisectorial.

Repudio a los recortes presupuestarios que desfinancian proyectos y achican las fuentes de trabajo.

Plena solidaridad con nuestros compañeros despedidos y por su inmediata reincorporación.