Durante la ceremonia, artistas locales utilizaron el escenario para quejarse de un "vaciamiento cultural" en Mar del Plata; en Carlos Paz entregaron el premio “Carlos” y obviaron incluir los nombres de los autores ternados y del ganador

Durante la ceremonia, artistas locales utilizaron el escenario para quejarse de un "vaciamiento cultural" en Mar del Plata; en Carlos Paz entregaron el premio “Carlos” y obviaron incluir los nombres de los autores ternados y del ganador

El jurado, integrado por Bernardo Carey, vicepresidente de Argentores, Roberto Moss y Marcelo Bentivoglio, ambos directores y docentes teatrales, otorgó el lunes el premio “Mejor autor nacional” de la temporada 2017 a la obra Adele… por Since, de Gustavo Alberto García. Completaban la terna; ¿Acá vive Marta Giménez?, de Malena Rodríguez y Daños compartidos, de Fernando José Ramos.  

Bernardo Carey, quien acompañó en el escenario a Gustavo Alberto García a recibir su premio, interrumpió las palabras de éste y, cortésmente, pidió hablar ante la concurrencia. El vicepresidente de Argentores lamentó que “los amigos de la Asociación Argentina de Actores” estuvieran impedidos de entregar el premio “Carlos Waitz” y expresó su deseo que los intérpretes volvieran a “pisar pronto” el Auditorium marplatense, donde se desarrolló la entrega. Asimismo indicó que esperaba la reapertura de la Comedia Municipal marplatense.  Es importante destacar que durante la ceremonia, varios de los artistas locales al subir a recibir sus respectivos premios, utilizaron el escenario para quejarse de un "vaciamiento cultural" en la ciudad de Mar del Plata.

Gustavo Garcia y Carey, juntos, durante la entrega marplatense.

 

Premios Carlos: insólita omisión

También el lunes de noche se entregaron en Carlos Paz, Córdoba, los tradicionales premios “Carlos” a lo mejor del espectáculo. 

El acto se llevó a cabo en los Jardines Municipales. En el rubro “Mejor Libro” (SIC)  figuraban las obras Tristán e Isolda, Mi familia es así, Citas peligrosas y El Quilombero, sin que figuraran los nombre de sus autores. 

Finalmente la creación premiada fue Citas peligrosas, una obra de Guillermo Camblor, cuyo nombre fue también insólitamente obviado en la lista oficial de ganadores.