Palabras del presidente de la entidad, Miguel Ángel Diani, a todos los autores

Palabras del presidente de la entidad, Miguel Ángel Diani, a todos los autores

“Esto es la continuidad de un proceso que empezó con mi llegada a la presidencia, en 2013.

Las metas fueron trabajar en la reivindicación Económica y Moral del Derecho de Autor. 

Por un lado hubo que renegociar los convenios con usuarios como A.T.A. (Asociación de teledifusoras argentinas) y A.R.P.A. (Asociación de radios privadas argentinas). En ambos casos seguimos el modelo de “Porcentaje de ingreso por publicidad”. Eso mejoro de forma muy notable el ingreso por los derechos de autor.

También negociamos con Writers Guild of América (Sindicato de guionistas norteamericanos), el pago de las obras de cable y aire correspondientes a sus autores. Pasamos de pagarles un dinero global por una cantidad de programas y películas, a valorizar lo que más se “ve”. Hicimos hincapié que, a pesar de que hay más programación  estadounidense, se ven más los programas argentinos. La ecuación se invirtió. Pasamos de pagarles aproximadamente un 60% de la recaudación de los derechos, a pagarles menos del 40%. 

Estas acciones, entre otras,  se tradujeron en más dinero para el autor nacional. Al mismo tiempo, quedó más dinero para la entidad a nivel administrativo, lo cual engrosó el patrimonio de los autores, volviendo al autor en una mejor cobertura médica y en la revalorización de las pensiones.

En el campo del rol del autor, trabajamos para dignificar el trabajo de nuestros compañeros de televisión y radio; creamos la Multisectorial por el Trabajo, la Ficción y la Industria Audiovisual Nacional. Este proyecto nació entre nuestra entidad, AAA (Asociación argentina de actores) y DOAT (Directores de obras audiovisuales para televisión). Luego se sumaron el resto de las entidades del sector, desde sociedades de gestión, hasta sindicatos y asociaciones de productores. 

En este sentido recordamos que recientemente la Cámara de Diputados declaró de” Interés Cultural” esa tarea de la Mesa Multisectorial , bajo el lema “Nuestra ficción cuenta.”

Todo ello no sólo visibiliza el trabajo de los creadores, sino que además reclama por más trabajo y mejor pago.

Se trabajó también en el campo del Derecho Moral, insistiendo para que el nombre del autor aparezca junto a su obra, tanto en promociones como en publicidades. Esto constituye un arduo trabajo. Hay un fuerte avance, no sólo aquí sino en todo el mundo, contra la figura del “Autor”. Son comunes las presiones de las multinacionales y de las empresas productoras para dejar en su mínima expresión el nombre del autor en las promociones de las obras.

Argentores no claudicará en la lucha; creemos que es fundamental y fundacional trabajar para mejorar la defensa de nuestros intereses.

Otros de los proyectos en marcha es ”Argentores Federal”. Es importante que el autor de las provincias sienta que Argentores está presente, que sepa que  si necesita reclamar o pedir ayuda, o si se ve desbordado por una situación laboral, estaremos junto a él. Con los nombramientos de nuevos Delegados Culturales en las distintas regiones del país, apuntamos a cumplir con esta necesidad. 

La presencia internacional ha sido muy importante. Llevamos la representación de nuestros autores al mundo. Hoy por hoy, Argentores, en mi persona, representa a la Vicepresidencia de CISAC Latinoamérica. Esto nos lleva a trabajar para que en países como Chile, Colombia o Brasil (donde no existía hasta hace poco ley de defensa de derechos autorales audiovisuales) haya habido grandes avances en la materia. En Chile ya hay ley desde hace meses y en Brasil y Colombia las cosas están muy encaminadas.

Por otra parte, formando parte de Writers and Directors Worldwide, hemos trabajado para llevar los principios del derecho de autor a África, China y algunos países europeos, en donde la lucha de los derechos audiovisuales todavía no se ganó.

En teatro hemos ido actualizando la política de “avaloirs” en las salas oficiales. Y hemos agregado un mínimo de “avaloir” en cualquier obra argentina que se realice en teatros nacionales o fuera del país. 

En cine, asimismo, hemos ido incrementando el valor mínimo del contrato tomando siempre como referencia el costo medio establecido por los subsidios de INCAA.

Ha habido un trabajo permanente en el área de las nuevas tecnologías. Se lograron convenios con Netflix y estamos a punto de cerrar otro con Google, por You Tube. Estamos trabajando para seguir profundizando en este campo.

Por supuesto, hubo un gran trabajo en las áreas de Cultura y de Previsión Social, dos pilares de la entidad para proteger a los autores. Uno desde la reivindicación del rol del autor propiamente dicho, y el otro desde su salud y desde su esparcimiento.

Logramos por tercer año consecutivo un superávit administrativo. Esto es importante para fortalecer nuestro patrimonio. Las cuentas nos dan muy bien y el clima de la entidad, para con sus socios y para con sus  usuarios, es óptimo. 

Celebramos y apoyamos, además,  la formación de SADA (Sindicato argentino de Autores). Su creación apuntala los derechos que no están resguardados hasta ahora, como los derechos laborales. Es importante trabajar juntos en la defensa de todos los derechos, sin excepción, de los autores.

En síntesis: el autor es quien nos pone en este lugar de gestión, y a él le debemos fidelidad. El autor es el sentido de la existencia de una sociedad de gestión, y nosotros eso lo tenemos muy claro.   

Creo que hemos hecho una sólida plataforma para quienes nos sucedan. 

Tenemos un Argentores fuerte, solidario, actualizado (acorde con los tiempos en que vivimos dejando atrás un formato superado por los años) y en función del autor. Un ARGENTORES  siglo 21.

Una abrazo grande a todos los compañeros.

¡Feliz 2017!