En el auditorio, el 24 de setiembre a las 19.30 

El 24 de setiembre, en el auditorio, se representará El anillo de sello, de Héctor Serrano. Esta obra, que fuera seleccionada en el 11er. ciclo de Radioteatro para aplaudir, cuenta con el siguiente elenco por orden de aparición: Hugo Cosiansi, Gabriela Licht, Néstor Hidalgo, Luis Albano y Viviana Salomón. En la presentación: Leonardo Liberman. Leonardo Abbruzzese hará la asistencia técnica y Diego Rodríguez estará a cargo de la realización técnica y la musicalización. En la coordinación del Auditorio, Sergio Zentner. Mirta Mariscal hará la asistencia de dirección, mientras que el director será Daniel Marcove. La producción, como es habitual, correrá por cuenta del Consejo Profesional de Radio. El anillo de sello tiene el encanto irresistible de todo policial clásico bien narrado. Los personajes y el lugar resultan fáciles de reconocer en cualquier country del suburbano. La víctima es un maduro médico casado con una joven cuyo único interés era salir de su difícil situación económica. Ella y su amante, un atractivo jugador de rugby, resultan los principales sospechosos. Como corresponde, todo se aclara en la página final.

 

 

 

 

En el auditorio, el 24 de setiembre a las 19.30 

El 24 de setiembre, en el auditorio, se representará El anillo de sello, de Héctor Serrano. Esta obra, que fuera seleccionada en el 11er. ciclo de Radioteatro para aplaudir, cuenta con el siguiente elenco por orden de aparición: Hugo Cosiansi, Gabriela Licht, Néstor Hidalgo, Luis Albano y Viviana Salomón. En la presentación: Leonardo Liberman. Leonardo Abbruzzese hará la asistencia técnica y Diego Rodríguez estará a cargo de la realización técnica y la musicalización. En la coordinación del Auditorio, Sergio Zentner. Mirta Mariscal hará la asistencia de dirección, mientras que el director será Daniel Marcove. La producción, como es habitual, correrá por cuenta del Consejo Profesional de Radio. El anillo de sello tiene el encanto irresistible de todo policial clásico bien narrado. Los personajes y el lugar resultan fáciles de reconocer en cualquier country del suburbano. La víctima es un maduro médico casado con una joven cuyo único interés era salir de su difícil situación económica. Ella y su amante, un atractivo jugador de rugby, resultan los principales sospechosos. Como corresponde, todo se aclara en la página final.