Pesar

Pesar

El genial autor y director Narciso Ibáñez Serrador falleció en Madrid, a los 83 años. Hijo de Narciso Ibáñez Menta y la actriz Pepita Serrador, “Chicho” fue uno de los innovadores más destacados que tuvo la televisión europea en toda su historia, con ciclos que han dejado su huella imborrable en la televisión española y también en nuestro país. 

Había nacido en Montevideo en 1935 y con apenas 7 años tuvo su primera experiencia en el mundo del cine, al doblar con su voz al conejo del film Bambi (1943). En su adolescencia se radicó junto a su familia en España aunque nunca olvidó sus lazos con Argentina. De regreso a nuestro país, la mítica serie de unitarios televisivos de Canal 7 Obras maestras del terror (1959), interpretado por su padre, consagraría a Chicho como un guionista y realizador de peso, cuando la televisión recién daba sus primeros pasos.

En España, ya a mediados de los 60, Ibáñez Serrador comenzó a forjar su propia leyenda con ciclos como Mañana puede ser verdad y la legendaria serie Historias para no dormir, donde volcó su genio y pasión por los relatos de terror con una calidad difícil de superar en televisión. También escribió y dirigió varias adaptaciones de obras literarias y teatrales contemporáneas y clásicas para el ciclo Estudio 3 bajo el pseudónimo Luis Peñafiel. Otra creación de Chicho fue Un, dos, tres, un ciclo original que mezclaba el clásico formato de concurso televisivo con el espectáculo de variedades, cuyo éxito precipitó el ascenso de Ibáñez Serrador al cargo de Director de Programas de RTVE en 1974.

En el cine, realizó las películas La residencia (1969), rodada en inglés, y ¿Quién puede matar a un niño? (1976). También escribió y dirigió obras teatrales y radiofónicas.